¿Qué es Midrash?

 CUANDO DIOS SE DEDICÓ A CREAR la obra incomparable que ahora conocemos como la Biblia, hubo una grande y entendible curiosidad entre las huestes celestiales sobre su contenido y su forma. Dios nunca antes había puesto una obra por escrito. Así que las especulaciones fueron, desde luego, abundantes, todas las posibles categorías de la composición literaria fueron creadas por los ángeles, mientras esperaban impacientes la publicación de la magna obra de Dios.

Sigue leyendo

Anuncios

¿Cuáles son los 12 textos que nos ayudan a conocer a Jesús de Nazaret?

¿Cuáles son los 12 textos que nos ayudan a conocer a Jesús de Nazaret? | Antrophistoria.

Los exégetas indagan en 12 fuentes literarias principales para conocer mejor la vida de Jesús de Nazaret.

Manuscrito de Qumran.
En la actualidad, a parte de las fuentes arqueológicas, los exégetas indagan en doce fuentes literarias principales para conocer mejor la vida de Jesús de Nazaret y para demostrar, o no, su historicidad. Los textos son los siguientes:
 
Mateo, Marcos, Lucas y Juan,
los cuatro evangelistas canónicos.
1. El evangelio de Marcos es el más importante por ser considerado el más antiguo de todos. Aunque se escribe en Roma en agosto del año 70, autores como Pagola piensan que recopila tradiciones orales y escritas provenientes de los años cincuenta o antes. Marcos, o sus escribas, es el que pone el modelo del relato evangélico que se observa después en Mateo y Lucas.
2. La fuente Q es un evangelio que, escrito supuestamente antes del año 70, no nos ha llegado suelto, sino incorporado a los escritos de Mateo y Lucas. Se ha extraído observando las coincidencias entre ambos textos. También se le conoce como “evangelio de los dichos” porque sólo contiene dichos y parábolas. En la actualidad es considerada la fuente más importante para reconstruir las enseñanzas de Jesús.
3. El evangelio de Mateo se redacta en Siria en los años 80 en un ambiente polémico entre los sectores cristianos y los dirigentes judíos.

Sigue leyendo

¿Cuánta violencia en Getsemaní?

Arresto en Getsemaní

Los relatos evangélicos del arresto de Jesús contienen algunas de las incongruencias más flagrantes de estos textos. Las contradicciones se dan entre los distintos evangelios, pero se producen también en el seno de una misma obra. Otras incoherencias afectan por igual a todos los relatos: por ejemplo, precisamente quien –según los propios evangelios– se hace responsable de recurrir a la violencia no es arrestado ni crucificado, mientras que sí lo es quien no lo hace –y quien, según varios evangelios, se opone a su uso (hasta el punto de realizar un acto milagroso para contrarrestar sus efectos).

Sigue leyendo

Jesús y Osiris

f13-02Cuando leemos los relatos bíblicos del Nuevo Testamento, pensamos que la vida, las enseñanzas, la muerte y resurrección de Jesucristo fue una experiencia particular, pues nadie sería capaz de hacer los prodigios que hizo Jesús y mucho menos entregar su vida para beneficio de otros y además resucitar al tercer día. Es una experiencia extrahordinaria y por esta razón se ha conservado en los Evangelios como una historia única.

 Lo que nunca imaginaríamos es que esta historia ya se había vivido anteriormente en Egipto. El historiador griego Plutarco 50/125 a. J.C. ya dio cuenta de cómo al dios Osiris lo mataron un viernes y resucitó al tercer día.. Murió, según los cálculos más aceptados, un 17 del mes de Atyr (entre finales de agosto y comienzos de septiembre) y reapareció vivo el 19. Los textos de las pirámides, escritos sobre los muros de varios de estos monumentos de la V Dinastía (2465-2323 a. J.C.), se cita el “tercer día”como el momento en que el cuerpo del faraón, transformado en Osiris, revive antes de emprender su viaje a las estrellas.

Sigue leyendo

El mesías antes de Jesús

Una tablilla del Mar Muerto parece hablar de la muerte del Mesías | Spectrum Magazine.

el-mesias-antes-de-jesus-9788481646825La discusión acerca de uno de los preceptos más básicos del cristianismo, la muerte y resurrección de Jesucristo, se ha reavivado por la nueva interpretación a un antiguo texto inscrito en una losa de piedra encontrada a orillas del Mar Muerto.

La tablilla, que se cree data del siglo primero antes de Cristo, fue descubierta hace diez años.

Ahora, Israel Knohl, profesor de estudios bíblicos en la Universidad Hebrea de Jerusalén, dice que la lectura de su texto hebreo demuestra que la idea de la resurrección del Mesías luego de tres días, ya era parte de una tradición judía antes del nacimiento de Jesús.

Se cree que la reliquia, conocida como la Visión de las Revelaciones de Gabriel, proviene de la margen oriental -jordana- del Mar Muerto.

Fue descubierta hace diez años y ahora pertenece a un coleccionista que vive en Zurich, David Jeselsohn, quien la adquirió en Jordania.

La tablilla, de una piedra caliza grisácea clara de un metro de altura, contiene 87 líneas de texto en hebreo a dos columnas, en las que se describe una profecía apocalíptica escrita en el siglo I antes de Cristo, de cuya existencia se supo hace sólo ocho años.

De manera inusual, el texto está escrito sobre la piedra en vez de estar tallado. Algunas letras y palabras enteras de la tablilla son ilegibles.

Sigue leyendo

La persecución a los cristianos del primer siglo

Cuando apareció el cristianismo en el primer siglo, tuvo que compartir sus creencias con diferentes grupos religiosos ya establecidos en Palestina.Los saduceos eran los representantes de la clase sacerdotal. Solo admitían la Ley escrita y no reconocían como válida las ampliaciones orales que los escribas o maestros de la Ley hacían para acomodarla a las circunstancias cambiantes de la vida. Tampoco creían en la resurrección de los muertos, como nos muestra Hech. 23:6-8. Gozaban de una buena situación social y económica, por lo que se encontraban a gusto con el dominio romano, pues les garantizaba sus privilegios.

 También estaban los fariseos que se inclinaban a mantener como ideal de vida religiosa el estricto cumplimiento de la letra de la Ley, ya que estaban convencidos de que la Ley de Moisés era la Ley de Dios. Los fariseos, al contrario de los saduceos, defendían la resurrección de los muertos y mostraban un celo religioso extraordinario por la Ley. En los evangelios los encontramos con frecuencia, asociados a los escribas o maestros de la Ley, muchos de los cuales pertenecían al partido fariseo. Contaban con la simpatía de la gente.