Escogidos por Dios

Jeremías 1

1  Palabras de Jeremías, hijo de Jilquías, de los sacerdotes de Anatot, en la tierra de Benjamín,

2  a quien fue dirigida la palabra de Yahveh en tiempo de Josías, hijo de Amón, rey de Judá, en el año trece de su reinado,

3  y después en tiempo de Yoyaquim, hijo de Josías, rey de Judá, hasta cumplirse el año undécimo de Sedecías, hijo de Josías, rey de Judá, o sea, hasta la deportación de Jerusalén en el mes quinto.

4  Entonces me fue dirigida la palabra de Yahveh en estos términos:

5  Antes de haberte formado yo en el seno materno, te conocía,

y antes que nacieses, te tenía consagrado:

yo profeta de las naciones te constituí.

6  Yo dije: «¡Ah, Señor Yahveh! Mira que no sé expresarme, que soy un muchacho.»

7  Y me dijo Yahveh:

No digas: «Soy un muchacho»,

pues adondequiera que yo te envíe irás,

y todo lo que te mande dirás.

8  No les tengas miedo,

que contigo estoy yo para salvarte

– oráculo de Yahveh -.

Yahveh escoge a sus profetas desde antes de su nacimiento, desde la matriz de su madre lo conoce y lo consagra.

Así lo corrobora.  Isaías 49  1

¡Oídme, islas,

atended, pueblos lejanos!

Yahveh desde el seno materno me llamó;

desde las entrañas de mi madre recordó mi nombre.

Del mismo modo, el Angel Gabriel anuncia al sacerdote Zacarías el nacimiento de su hijo, por medio de su esposa Isabel. Lc.  11 – 17

11 Se le apareció el Ángel del Señor, de pie, a la derecha del altar del incienso.

12 Al verle Zacarías, se turbó, y el temor se apoderó de él.

13 El ángel le dijo: «No temas, Zacarías, porque tu petición ha sido escuchada; Isabel, tu mujer, te dará a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Juan;

14 será para ti gozo y alegría, y muchos se gozarán en su nacimiento,

15 porque será grande ante el Señor; no beberá vino ni licor; estará lleno de Espíritu Santo ya desde el seno de su madre,

16 y a muchos de los hijos de Israel, les convertirá al Señor su Dios,

17 e irá delante de él con el espíritu y el poder de Elías, = para hacer volver los corazones de los padres a los  hijos, = y a los rebeldes a la prudencia de los justos, para preparar al Señor un pueblo bien dispuesto.»

El apóstol Pablo también reitera el mismo hecho en Rm 8  28 – 30

28 Por lo demás, sabemos que en todas las cosas interviene Dios para bien de los que le aman; de aquellos que han sido llamados según su designio.

29 Pues a los que de antemano conoció, también los predestinó a reproducir la imagen de su Hijo, para que fuera él  el primogénito entre muchos hermanos;

30 y a los que predestinó, a ésos también los justificó; a los que justificó, a ésos también los glorificó.

Mensajes de Dios

 

Isaías 6

1  El año de la muerte del rey Ozías vi al Señor sentado en un trono excelso y elevado, y sus haldas llenaban el templo.

2  Unos serafines se mantenían erguidos por encima de él; cada uno tenía seis alas: con un par se cubrían la faz, con otro par se cubrían los pies, y con el otro par aleteaban,

3  Y se gritaban el uno al otro:         «Santo, santo, santo, Yahveh Sebaot:         llena está toda la tierra de su gloria.».

4  Se conmovieron los quicios y los dinteles a la voz de los que clamaban, y la Casa se llenó de humo.

5  Y dije:         «¡Ay de mí, que estoy perdido,         pues soy un hombre de labios impuros,         y entre un pueblo de labios impuros habito:         que al rey Yahveh Sebaot han visto mis ojos!»

6  Entonces voló hacia mí uno de los serafines con una brasa en la mano, que con las tenazas había tomado de sobre el altar,

7  y tocó mi boca y dijo:         «He aquí que esto ha tocado tus labios:         se ha retirado tu culpa,         tu pecado está expiado.»

8  Y percibí la voz del Señor que decía:         «¿A quién enviaré? ¿y quién irá de parte nuestra»?                 Dije: «Heme aquí: envíame.»

9  Dijo: «Ve y di a ese pueblo:         “Escuchad bien, pero no entendáis,         ved bien, pero no comprendáis.”

10 Engorda el corazón de ese pueblo         hazle duro de oídos,         y pégale los ojos,         no sea que vea con sus ojos.         y oiga con sus oídos,         y entienda con su corazón,         y se convierta y se le cure.»

11 Yo dije: «¿Hasta dónde, Señor?»     Dijo:         «Hasta que se vacíen las ciudades y queden sin             habitantes,         las casas sin hombres,         la campiña desolada,

12 y haya alejado Yahveh a las gentes,         y cunda el abandono dentro del país.

13 Aun el décimo que quede en él         volverá a ser devastado como la encina o el roble,         en cuya tala queda un tocón:         semilla santa será su tocón.»

Esta expresión semítica del mensaje que se le da a Isaías, reaparece en el Nuevo Testamento en palabras de Jesús cuando explica a sus discípulos el motivo del uso de parábolas en sus enseñanzas.

Mat. 13, 10-16

10 Y acercándose los discípulos le dijeron: «¿Por qué les hablas en parábolas?»

11 El les respondió: «Es que a vosotros se os ha dado el conocer los misterios del Reino de los Cielos, pero a ellos no.

12 Porque a quien tiene se le dará y le sobrará; pero a quien no tiene, aun lo que tiene se le quitará.

13 Por eso les hablo en parábolas, porque viendo no ven, y oyendo no oyen ni entienden.

14 En ellos se cumple la profecía de Isaías: = Oír, oiréis, pero no entenderéis,         mirar, miraréis, pero no veréis.         =

15 = Porque se ha embotado el corazón de este pueblo,         han hecho duros sus oídos, y sus ojos han cerrado;         no sea que vean con sus ojos,         con sus oídos oigan,          con su corazón entiendan y se conviertan,         y yo los sane.         =

16 «¡Pero dichosos vuestros ojos, porque ven, y vuestros oídos, porque oyen!

Reflexiones sobre el Evangelio de Mateo

Apóstol Mateo

Según una tradición del siglo II, el apóstol Mateo escribió el Evangelio que lleva su nombre

Mateo es el primer Evangelio que aparece en el Nuevo Testamento.

Jesús.. vió un hombre, llamado Mateo, sentado en su oficina de impuestos, y le dijo: Sígueme. El se levantó y lo siguió. (Mt 9:9)  Este mismo hecho se narra en los Evangelios de Marcos y Lucas, pero llaman al recaudador de impuestos “Leví, hijo de Alfeo” (Mc 2:14) o sencillamente “Leví” (Lc 5:27).

Aunque no se sabe con seguridad quien fue el autor, una tradición del siglo II, señala al apóstol Mateo.

Sigue leyendo

La Simiente de la Serpiente

reptiliano003En la historia bíblica de la creación aparece un texto con referencia al enfrentamiento que se produjo entre la primera pareja y la serpiente, donde la solución parece ser que transciende a los descendientes de  la mujer y los descendientes de  la serpiente. El texto dice:

Pondré enemistad entre ti y la mujer, entre tu linaje y el suyo. El te aplastará la cabeza y tú le acecharás el talón» (Gén. 3:15).

 En dicha escritura interpretada literalmente aboga a que la descendencia de la Serpiente finalmente perdería en un conflicto mortal con una de las simientes de la mujer. Sobre dichas descendencias hay variedad de creencias. Una de las más sorprendentes se escribió sobre el año 70 E.C., en el evangelio gnóstico de Felipe, en el ver. 43 dice:

 “El adulterio ocurrió primero, luego el homicidio. Y Caín se engendró en adulterio, pues era el hijo de la serpiente. Por eso llegó a ser un homicida tal como su padre, y mató a su hermano. Pues cada apareamiento que ha ocurrido entre disimilares es adulterio.”

Sigue leyendo

Minientrada

Eva y la Serpiente

eva y la serpiente-716949El primer animal nombrado en la Biblia es la serpiente. Este induce a Eva a comer del fruto prohibido, por lo que se le describe como “el más astuto de todos los animales del campo.” (Gen.3:1). Se le ha dado muchas propiedades a la serpiente, como el culto en el antiguo Oriente, incluyendo la quema de incienso en Israel (2 Re.18:4), en mesopotámia se le consideró como el dios de la fecundidad.

En el Génesis también se considera a la serpiente como principio de fecundidad y especialmente como emblema fálico, ya que en un principio “Estaban desnudos, el hombre y su mujer, sin avergonzarse de ello” (Gén.2:25). Mientras que después de la intervención de la serpiente  “Abriéronse los ojos de ambos, y viendo que estaban desnudos, cosieron unas hojas de higuera y se hicieron unos ceñidores.” Gén.3:7 Se puede apreciar el concepto del bien y del mal, así como la ciencia de la sabiduría que la serpiente propone, exigiendo al sentimiento del pudor una función más importante y universal.

A la serpiente también se le ha atribuido  poderes, como el  de la vida perpetua. El dios mesopotámico Šahan, cuyo nombre tal vez esté emparentado con el hebr. nãhãŠ, se le llamaba el dios de la vida. En Egipto la serpiente está representada con mucha frecuencia con el signo de la vida (“nh) en la boca. A este significado seguramente va unido también su carácter de símbolo de sabiduría que se adquiere por medios mágicos, ya que por vía normal sería inasequible. También habían  encantadores de serpientes, así como poner en trance de muerte a una serpiente en el momento de hechizar a alguien,  en el antiguo Egipto. Todo lo concerniente a la magia estaba muy extendido, incluso en Israel. (Ex.7:8-12. Lev.19:31. Dt.18:10,11).

Sigue leyendo

Apocalipsis

Apocalipsis” libro enigmático y profético. Fué escrito en la isla de Patmos por Juan, quién se encontraba allí desterrado por las autoridades romanas, por predicar el mensaje de Jesús. Se cree que aconteció alrededor de los años 81-96 d.C. bajo el gobierno de Domiciano, quién exigía ser venerado como dios.
Algunos creen que el autor es el apostol Juan mientras que otros opinan lo contrario ya que no se refiere a sí mismo como apóstol, incluso parece hablar de los Doce en tiempo pretérito: “El muro de la ciudad tenía doce cimientos y sobre ellos doce nombres, los de los doce apóstoles del Cordero” (Ap. 21:14)

Los primeros comentarios fueron dirigidos a las siete iglesias que están en Asia (provincia romana de ese nombre al occidente de Asia Menor) para dar seguridad a su congregación.La literatura apocalíptica era una respuesta a la persecución y la opresión.Era difícil dejar de sentir ira contra aquellos que perseguían a la Iglesia y que lo desterraron y contra la misma Roma, “la gran prostituta adornada de oro, piedras preciosas y perlas; tenía en la mano una copa de oro llena de abominaciones, ebria de la sangre de los santos y mártires de Jesús.”(Ap. 17:1) Sigue leyendo

Pablo y la Ley

Pablo vino al mundo en la ciudad griega de Tarso, un próspero y famoso centro de educación y filosofía de la región de Cilicia, en el sur de Asia Menor, por esa razón, su familia recibía la influencia de las culturas helenista y judía, por lo que pudo declarar ante el sanedrín:“Yo soy fariseo, hijo de fariseos.”Hech.23:6.
Su familia judía lo educó para dedicar su vida a defender la Ley mosaica contra una secta que no solo cuestionaba esa Ley y el culto en el Templo, sino que afirmaba que un galileo que había sido crucificado era el Mesías.

Las raíces farisaicas de Pablo lo llevaron a estudiar con uno de los principales preceptores de su tiempo, Gamaliel, que según la tradición era nieto de Hilel, un renombrado rabino del siglo I a.C..Pablo declaró alguna vez: “Aventajaba en el judaísmo a muchos compatriotas de mi edad, como partidario celoso de las tradiciones de mis padres.”Gal.1:14.
Se lo cita por primera vez en el Nuevo Testamento como testigo satisfecho de la ejecución de Esteban, el primer mártir cristiano. Hechos 6:13-14.

Las primeras víctimas de los ataques de Pablo fueron los cristianos de Jerusalén, entre ellos el evangelista Felipe. Pero, con su influencia con el sumo sacerdote obtuvo cartas para poder perseguir a cristianos fuera de Judea. Y fue a Damasco donde se dirigió cinco años después de la crucifixión. Allí fue donde se convirtió al cristianismo otorgándose el cargo de apóstol, mientras que los apóstoles ya habían nombrado a Matías como apóstol que reemplazaría a Judas. 1ªCor.9:2.

Sigue leyendo