Espíritu, Alma y Cuerpo

En la Biblia se encuentran detalles que podrían ayudarnos a entender el proceso de la vida y la muerte, la diferencia entre el espíritu, el alma y el cuerpo.

En el Antíguo Testamento, la palabra hebrea utilizada para referirse al alma es nefesh que viene de la raíz nfs soplo, hálito, aliento, ( Ex 23,12 31,17 2Sam 16,14 ) y originalmente significa garganta, fauces.
Is 5,14.“Por eso el Abismo dilata su garganta, abre sus fauces desmesuradamente.”

Otra expresión al referirse a nefesh también es angustia.
Gen 42,21.«¡Verdaderamente estamos expiando lo que hicimos contra nuestro hermano! Porque nosotros vimos su angustia cuando nos pedía que tuviéramos compasión, y no quisimos escucharlo. Por eso nos sucede esta desgracia».

También se utiliza exhalar o expirar ( nefesh ) para referirse a morir.
Je 15,9 Desfallece la que dio a luz siete veces, está a punto de expirar.

Así pués el aliento es la señal de la vida, nefesh se entiende como hálito de vida.
1Re 17,22 El Señor escuchó el clamor de Elías: el aliento vital volvió al niño, y éste revivió.