Reflexiones sobre el Evangelio de Mateo

Apóstol Mateo

Según una tradición del siglo II, el apóstol Mateo escribió el Evangelio que lleva su nombre

Mateo es el primer Evangelio que aparece en el Nuevo Testamento.

Jesús.. vió un hombre, llamado Mateo, sentado en su oficina de impuestos, y le dijo: Sígueme. El se levantó y lo siguió. (Mt 9:9)  Este mismo hecho se narra en los Evangelios de Marcos y Lucas, pero llaman al recaudador de impuestos “Leví, hijo de Alfeo” (Mc 2:14) o sencillamente “Leví” (Lc 5:27).

Aunque no se sabe con seguridad quien fue el autor, una tradición del siglo II, señala al apóstol Mateo.

En su lectura podemos apreciar, como destacado, las enseñanzas de Jesús así como las citas que se hacen a los profetas, para demostrar la autenticidad de los hechos.

En el primer capítulo se cita a Isaías para mostrar el nacimiento de Jesús como el Rey  o Mesiás que traería la salvación a Israel. Los versículos ventidos y ventitres dicen: Todo esto aconteció para que se cumpliese lo que fue dicho por el Señor, por el profeta que dijo: He aquí la virgen concebirá y parirá un hijo, Y llamarás su nombre Emmanuel, que declarado, es: Con nosotros Dios.

¿A quién van dirigidas estas palabras y que relación tienen con el Mesías?

Las palabras de Isaias fueron dirigidas concretamente al undécimo rey de Judá llamado Ajaz, que gobernó entre los años 735 – 715 a. C., y dice así: Pues bien, el Señor mismo va a daros una señal; he aquí que una doncella está en cinta y va a dar a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emmanuel. (Isa 7:14). 

Este rey fue uno de los peores monarcas apóstatas que se describen en la Biblia. Según el relato, Ajaz no quiso aliarse con los reyes Peca de Israel y Rasín de Aram y así poder contener el avance asirio; así pues dichos reyes sitiaron Jerusalén con motivo de derrocarlo y poner en su lugara a un tal “hijo de Tabel”. Sus propios aliados, edomitas y filisteos se habian puesto en su contra, así que decide pedir ayuda al propio rey asirio Teglat-Falasar III. Cuando aparece Isaías para disuadirlo diciéndole que Judá se salvaría si restaura en sus dominios el culto a Yavé, y como muestra le ofrece una señal – la del nacimiento de un niño a través de una virgen – que Ajaz no atiende y prefiere tratar de salvar su reino inmolando a su hijo, sometiéndose al rey asirio a cambio de protección, y entregando los tesoros del Templo y los de su propio palacio.

Al morir fue sepultado con sus padres en la ciudad de David (II Re 16:20) , pero según II Cr 28:27 no en el panteón real. Tanto II Reyes, II Crónicas y el libro de Isaías, enjuícian con severidad a Ajaz por haber elegido la apostasía como moneda a cambio de la supervivencia.

La señal que se da es el nacimiento de un varón a través de una muchacha virgen, al que el rey Ajaz no hace caso alguno.

Sin embargo esta señal se utilizará luego para identificar a quien será el Mesías que acabará con la opresión del pueblo de Israel y además se bendeciría todo el mundo. Dios establecería un reino mesiánico definitivo, siendo reconocido por los cristianos a Jesús el Cristo como el Salvador.

Una señal incumplida en su origen, pero utilizada posteriormente para una salvación mundial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s