Minientrada

Eva y la Serpiente

eva y la serpiente-716949El primer animal nombrado en la Biblia es la serpiente. Este induce a Eva a comer del fruto prohibido, por lo que se le describe como “el más astuto de todos los animales del campo.” (Gen.3:1). Se le ha dado muchas propiedades a la serpiente, como el culto en el antiguo Oriente, incluyendo la quema de incienso en Israel (2 Re.18:4), en mesopotámia se le consideró como el dios de la fecundidad.

En el Génesis también se considera a la serpiente como principio de fecundidad y especialmente como emblema fálico, ya que en un principio “Estaban desnudos, el hombre y su mujer, sin avergonzarse de ello” (Gén.2:25). Mientras que después de la intervención de la serpiente  “Abriéronse los ojos de ambos, y viendo que estaban desnudos, cosieron unas hojas de higuera y se hicieron unos ceñidores.” Gén.3:7 Se puede apreciar el concepto del bien y del mal, así como la ciencia de la sabiduría que la serpiente propone, exigiendo al sentimiento del pudor una función más importante y universal.

A la serpiente también se le ha atribuido  poderes, como el  de la vida perpetua. El dios mesopotámico Šahan, cuyo nombre tal vez esté emparentado con el hebr. nãhãŠ, se le llamaba el dios de la vida. En Egipto la serpiente está representada con mucha frecuencia con el signo de la vida (“nh) en la boca. A este significado seguramente va unido también su carácter de símbolo de sabiduría que se adquiere por medios mágicos, ya que por vía normal sería inasequible. También habían  encantadores de serpientes, así como poner en trance de muerte a una serpiente en el momento de hechizar a alguien,  en el antiguo Egipto. Todo lo concerniente a la magia estaba muy extendido, incluso en Israel. (Ex.7:8-12. Lev.19:31. Dt.18:10,11).

La magia pretende atribuirse derechos divinos independientemente de todo recurso al Creador, lo cual es un acto formal de rebelión contra Dios, una presunción por la que el hombre quiere elevarse por encima del orden en el que Dios le ha colocado. Y de esto es precisamente de lo que parece hablar Gén.3: el hombre alarga su mano hacia la fruta prohibida de la ciencia y de la sabiduría sobrehumanas, a fin de llegar a ser, con ello, semejante a los Elohim. La magia y la religión naturalista veneraban la serpiente como animal capaz de hacer que el hombre alcanzara esa ciencia y sabiduría sobrehumanas; por eso el autor sagrado escogió la serpiente al presentar en forma dramática la caída del hombre y le atribuyó en ella un papel tan importante, ya que ayudado por la serpiente, la primera pareja humana adquiere un conocimiento superior. (ver. 22)

A la serpiente se la ve como un animal mágico que da al hombre un saber superior y la vida misma (Núm.21:9), tal como se creía y veneraba en el mundo semítico, y como un monstruo-mitológico de naturaleza hostil a Dios, prototipo de la figura de Satán.

Pero el autor está convencido de que esta ciencia y sabiduría, no son benéficas, más bien rompen el perfecto equilibrio psicológico con el que fue creado el hombre; y la brutal hipertrofia del instinto sexual, conforme al carácter erótico de la serpiente en el culto oriental de la fecundidad. Además de que no es la serpiente la que da al hombre la ciencia superior, sino el fruto del árbol (3 : 7, 11, 22), la serpiente solo conoce la propiedad de ese fruto, incitando al hombre a que coma de él.

La serpiente también es un ser caído. Según 3:14, el autor creía que en la edad de oro de los orígenes, cuando todas las cosas eran tan distintas, la serpiente no caminaba arrastrando  su vientre sobre la tierra ni comía polvo, y sobresalía entre los demás animales por su sabiduría ( 3:1 ), gozaba de la palabra y podía auxiliar a los hombres. Pero, en vez de ser un animal bienhechor, fue causa de que la tierra se rebelara ( 3:17 ) con la consiguiente muerte para el hombre ( 3: 19, 22, 24 ). Así que se convierte en enemigo de Dios, dándole los autores bíblicos distintas formas, cuando se refieren a la serpiente, como Isaías 27:1

Aquel día castigará Yavé con su espada pesada, grande y poderosa, al leviatán, serpiente huidiza: al leviatán, serpiente tortuosa, y matará al monstuo que está en el mar.

La imagen de la serpiente como personificación del mal alcanza su clímax en el Apocalípsis. en él es llamada dragón ( del griego dracon, que significa serpiente ). En una de sus visiones, Juan contempla una batalla celestial entre el bien y el mal, representados por una mujer vestida de sol (Ap.20:10) y un gran dragón, color de fuego (Ap.12:1).

El Génesis parece dar una respuesta a este problema, que se resolvería a través de las descendencias de la mujer y de la serpiente (Gén. 3:15). La semilla o descendencia de la mujer es todo el linaje humano ( Gén.22:17 26:24 28:14), y la semilla o descendencia de la serpiente se encuentra de forma paralela a la descendencia de la mujer, representadas como potencias demoníacas que intentarán precipitar al hombre en la desgracia por la seducción o por la violencia, como la serpiente en el paraiso. El odio mútuo conducirá a una lucha en que ambos contendientes sufrirán heridas.

Un descendiente de la mujer es Cristo ( Gál.4:4), que alcanzó la victoria sobre Satán (Mat.12:28  Lc.11:20 10:17) destruyendo las obras del diablo (1 Jn.3:8) Antes del siglo VII, no se entiendendía la relación de Gén. 3:15. Sin embargo, el paralelismo antitético Adán / Cristo dio ocasión al paralelismo Eva / María.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s