Prostitutas y Concubinas

En un claro llamamiento a la fidelidad conyugal, los Proverbios advierten al hombre contra “La mujer extraña, de la desconocida de palabras melosas” (Prov.2:16) Las leyes preveían severos castigos para las prostitutas, aunque al parecer no siempre se aplicaban estrictamente.

Aunque la Biblia condena la prostitución, hay datos de prostitutas que fueron recompensadas por comportarse mejor que la gente que en apariencia eran moralmente superior. Por ejemplo la hetaira Rahab y su familia fueron salvadas de la destrucción de Jericó debido a que ocultó a los espías de Josué. Y Jesús, hablando a los sacerdotes y los ancianos que cuestionaban su autoridad, dijo que “los publicanos y las prostitutas os proceden en el Reino de Dios” (Mat.21:31), señalando el hecho de que publicanos y prostitutas se habían arrepentido y aceptado su divina autoridad, no así los sacerdotes y los ancianos.

La Biblia reserva sus mayores escarnios para la prostitución ritual de hombres y mujeres, la que supuestamente producía de los dioses paganos bendiciones de fertilidad. Aunque el judaísmo prohibía la prostitución ritual y los cultos de fertilidad, la gente no siempre resistía la tentación de practicarla según los ritos cananeos y babilonios. En el Antiguo Testamento estas actividades se condenaban como prostitución espiritual.

Profetas como Ezequiel y Oseas comparaban acremente la infidelidad de Israel para con Dios con la lascivia conducta de las prostitutas de culto. Refiriéndose a Israel, Ezequiel clamaba: “Se contaminó con todos sus ídolos… No dejó sus prostituciones de Egipto” (Ez.23:7). Según el profeta Oseas, el Señor le dijo: “Anda, toma una mujer de prostitución e hijos de prostitución, porque esta tierra se entrega a la prostitución, apartándose de Yavé” (Os.1:2).

Oseas, obediente, casó con la prostituta Gomer, que pronto lo abandonó. Cuando el Señor perdonó al arrepentido Israel, Oseas recuperó a su esposa. En el Apocalipsis la maldad de Roma se presenta como una ramera abominable.

Fuente: Los porqués de la Biblia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s