Espíritu, Alma y Cuerpo

En la Biblia se encuentran detalles que podrían ayudarnos a entender el proceso de la vida y la muerte, la diferencia entre el espíritu, el alma y el cuerpo.

En el Antíguo Testamento, la palabra hebrea utilizada para referirse al alma es nefesh que viene de la raíz nfs soplo, hálito, aliento, ( Ex 23,12 31,17 2Sam 16,14 ) y originalmente significa garganta, fauces.
Is 5,14.“Por eso el Abismo dilata su garganta, abre sus fauces desmesuradamente.”

Otra expresión al referirse a nefesh también es angustia.
Gen 42,21.«¡Verdaderamente estamos expiando lo que hicimos contra nuestro hermano! Porque nosotros vimos su angustia cuando nos pedía que tuviéramos compasión, y no quisimos escucharlo. Por eso nos sucede esta desgracia».

También se utiliza exhalar o expirar ( nefesh ) para referirse a morir.
Je 15,9 Desfallece la que dio a luz siete veces, está a punto de expirar.

Así pués el aliento es la señal de la vida, nefesh se entiende como hálito de vida.
1Re 17,22 El Señor escuchó el clamor de Elías: el aliento vital volvió al niño, y éste revivió.

Originalmente nefesh era un órgano de la vida, la garganta; luego significó el hálito de vida, como ruah ( espíritu ).
Is 57,16.No, yo no recrimino para siempre ni me irrito eternamente, porque entonces desfallecerían ante mí el espíritu y el aliento de vida que yo mismo hice. Is 42,5. Job 27.3
Otra concepción muy antigua, que aparece también en Grecia, se refiere a que el alma es la sangre.
Lev 17,14.Porque la vida de toda carne es su sangre. Dt 12,23.
El derramar la sangre es quitar la vida.
Gén 9,6. Otro hombre derramará la sangre de aquel que derrame sangre humana, porque el hombre ha sido creado a imagen de Dios.

En la Biblia se han conservado distintas concepciones sobre el alma: una, que considera la sangre como fuerza vital; otra que la fuerza vital está en el aliento de vida que sale de la garganta ( nefesh), de la nariz o de la boca ( ruah ).
Estasconcepciones, fundadas de diversas observaciones, es posible que procedan de civilizaciones y épocas distintas.
Muchoscríticos afirman que el nefesh puede subsistir fuera del cuerpo, y mora después de la muerte del hombre, en el seol.
Sobre los lugares en donde se habla de salvarse o de volver al reino de los muertos leemos:
Sal 30,3.Oh Jehová, hiciste subir mi alma del Seol; Me diste vida, para que no descendiese a la sepultura. Sal 89,48.

Al referirse a los moradores del seol, no se les llama almas sino refayim.
Prov 9,18 Pero él no sabe que allí están las Sombras, y sus invitados, en las profundidades del Abismo.Prov 2,18. Prov 21,16. Is 14,9.

Aunque los israelitas no creyeron nunca que el hombre cesara de existir con la muerte, tampoco concebían al alma ( nefesh ) como el principio imperecedero de la vida que perdura después de la muerte. Sin embargo esta concepción se refleja en el libro griego de la Sabiduría:
2,22. No conocen los secretos de Dios, no esperan retribución por la santidad, ni valoran la recompensa de las almas puras.2,1-4
1Las almas de los justos están en las manos de Dios, y no los afectará ningún tormento.
2 A los ojos de los insensatos parecían muertos; su partida de este mundo fue considerada una desgracia
3 y su alejamiento de nosotros, una completa destrucción; pero ellos están en paz.
4 A los ojos de los hombres, ellos fueron castigados, pero su esperanza estaba colmada de inmortalidad.
4,14. Su alma era agradable al Señor, por eso, él se apresuró a sacarlo de en medio de la maldad. La gente ve esto y no lo comprende; ni siquiera se les pasa por la mente.

15,8.11.

8 Después, con un esfuerzo mal empleado, utiliza la misma arcilla para modelar un falso dios, y el que hace eso es un hombre que poco antes nació de la tierra y dentro de poco volverá a la tierra de donde fue sacado, cuando se le pida que devuelva su alma.
11 Porque desconoce a aquel que lo modeló, al que le infundió un alma capaz de actuar y le transmitió un soplo vital.

16,14 El hombre, en su malicia, puede matar, pero no hace volver el espíritu una vez que se fue, ni libera al alma recibida por el Abismo.

Según la concepción israelita, todo hombre es alma, es decir, ser viviente y carne, o sea débil y perecedero.

Sal 78,39 sabía que eran simples mortales, un soplo que pasa y ya no vuelve. Is 40,6.
En algunos lugares parece dar a entender que el hombre que muere ya no existe.
Sal 39,14.No me mires con enojo, para que pueda alegrarme, antes que me vaya y ya no exista más.Job 7,21.
Sin embargo, estos textos indican que después de la muerte ya no vive en el pleno sentido de la palabra, pero que lleva en el seol una existencia pálida, sin alegría, sin actividad y sin culto a Dios.
Job 10,21antes que me vaya, para no volver, a la región de las tinieblas y las sombras, Sal 88,5. Is 14,10. Sal 88,11.
Para los israelitas no es el alma sinó el hálito de vida ( ruah ) lo que prevalece después de la muerte. Y aunque en Eclesiastés 3, 19-21 compara igual el destino del hombre y el del animal, ello no niega la pervivencia del hombre en el seol.

19 Porque los hombres y los animales tienen todos la misma suerte: como mueren unos, mueren también los otros. Todos tienen el mismo aliento vital y el hombre no es superior a las bestias, porque todo es vanidad.
20 Todos van hacia el mismo lugar; todo viene del polvo y todo retorna al polvo.
21 ¿Quién sabe si el aliento del hombre sube hacia lo alto, y si el aliento del animal baja a lo profundo de la tierra? 

2,15 Y me dije a mí mismo: si la suerte del necio será también la mía, ¿para qué, entonces, me hice más sabio? Y pensé que también esto es vanidad.

9,10 Todo lo que esté al alcance de tu mano realízalo con tus propias fuerzas, porque no hay obra, ni proyecto, ni ciencia, ni sabiduría, en el Abismo adonde tú irás.

Los israelitas creyeron siempre en la pervivencia del hombre después de la muerte, indicandolo con la expresiones “ir a donde sus padres”.

Gén 15,15 Tú, en cambio, irás en paz a reunirte con tus padres, y serás sepultado después de una vejez feliz.Gén 25,8. Gén 35,29 Gén 49,33.
Tambiénse da la expresión “dormir junto a sus padres.”
2Re 8,24.Joram se fue a descansar con sus padres, y fue sepultado con ellos en la Ciudad de David. Su hijo Ocozías reinó en lugar de él. 2Re 15,22.
El sentido de estas frases no termina al decir que puede significar “ser colocados en el sepulcro familiar con los de su tribu.” El significado es diferente, es “unirse con ellos en el seol.”
Gén 47,30 Cuando vaya a descansar junto con mis padres, sácame de Egipto y entiérrame en su sepulcro». José respondió: «Haré lo que dices».

Is 14,9-11
9 Abajo, se estremeció el Abismo al anuncio de tu llegada; por ti, él despierta a las Sombras, a los potentados de la tierra; hace levantar de sus tronos a todos los reyes de las naciones.
10 Todos ellos hablan a coro y te dicen: «¡Tú también has perdido las fuerzas como nosotros, te has vuelto igual que nosotros!
11 Tu majestad ha sido precipitada al Abismo, junto con el sonido de tus arpas; tienes debajo de ti un colchón de gusanos y te cubren las lombrices».

Job 3,13-18.
13 Ahora yacería tranquilo estaría dormido y así descansaría,
14 junto con los reyes y consejeros de la tierra que se hicieron construir mausoleos,

15 o con los príncipes que poseían oro y llenaron de plata sus moradas. 
16 O no existiría, como un aborto enterrado, como los niños que nunca vieron la luz. 
17 Allí, los malvados dejan de agitarse, allí descansan los que están extenuados. 
18 También los prisioneros están en paz, no tienen que oír los gritos del carcelero. 

Enel Nuevo Testamento la definición para alma viene del griego ψυχη y significa originalmente aliento, principio de vida, alma, vida, sede de los pensamientos y sensaciones y a veces personas. Así pues, el griego ψυχη corresponde exactamente a nefesh en hebreo, únicamente le falta el significado de garganta y hálito de vida.

Ψυχη significa frecuentemente la vida misma.
Mt 6,25 Por eso les digo: No se inquieten por su vida, pensando qué van a comer, ni por su cuerpo, pensando con qué se van a vestir. ¿No vale acaso más la vida que la comida y el cuerpo más que el vestido?

Tambien significa vida o el hombre viviente.
Mt 16,26.¿De qué le servirá al hombre ganar el mundo entero si pierde su vida? ¿Y qué podrá dar el hombre a cambio de su vida?

Tambien es principio de vida.
Lc 12,19 y diré a mi alma: Alma mía, tienes bienes almacenados para muchos años; descansa, como, bebe y date buena vida”.

Finalmente Ψυχη significa ser viviente animal u hombre.
Ap 16,3.El segundo derramó su copa sobre el mar: éste se convirtió en sangre, como si se hubiera cometido un crimen, y perecieron todos los seres vivientes que había en e lmar.

1Cor 15,45. Esto es lo que dice la Escritura: El primer hombre, Adán, fue creado como un ser viviente; el último Adán, en cambio, es un ser espiritual que da la Vida.

En el Nuevo Testamento el alma se contrapone al cuerpo.
1Tes 5,23 Que el Dios de la paz los santifique plenamente, para que ustedes se conserven irreprochables en todo su ser –espíritu, alma y cuerpo– hasta la Venida de nuestro Señor Jesucristo.

Por lo tanto el alma se concibe como inmortal y puede ser recompensada o castigada después de la muerte.
Mt 10,28 No teman a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma. Teman más bien a aquel que puede arrojar el alma y el cuerpo a la Gehena.

Ap 6,9 Cuando el Cordero abrió el quinto sello, vi debajo del altar las almas de los que habían sido inmolados a causa de la Palabra de Dios y del testimonio que habían dado.

 Información consultada en el "Diccionario de la Biblia" Edición castellana por el R. P. Serafín de Ausejo, O. F. M. CAP.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s